fbpx
Play Noticias

El TSE desiste de procesar a exvocal Baptista, pero deja el caso en la Fiscalía

El Tribunal Disciplinario del Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió extinguir el proceso disciplinario que se inició contra la exvocal Rosario Baptista, y remitió los antecedentes y actuados del caso al Ministerio Público para que determine si existe alguna responsabilidad penal.

“La decisión se asumió debido a que la licenciada Baptista ya no es vocal en ejercicio de funciones, luego de que presentó su renuncia al cargo el pasado 15 de noviembre, ante el presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional, David Choquehuanca”, dice el comunicado de la entidad electoral.

La exvocal era investigada por la presunta comisión de faltas graves y muy graves, tras haber enviado una misiva a la Organización de Estados Americanos (OEA), alertando sobre una posible “manipulación política” del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el ente electoral.

Tras su renuncia al cargo de vocal, Baptista advirtió que el TSE “está secuestrado por intereses ajenos a la justicia, a la democracia y a los derechos políticos”.

Conducta intachable

Según el periodista Rafael Archondo, Baptista es una luchadora de larga data por los derechos humanos. “Muy joven, desde la izquierda, acompañó a la sustentación de pruebas en el juicio contra la dictadura de García Meza. Ella fue el brazo derecho de Juan del Granado en esa larga travesía hasta llegar a la sentencia del único dictador latinoamericano puesto detrás de los barrotes de una prisión”.

Y continúa: “Baptista es harina de otro costal. Su trayectoria no la conecta con el MAS, sino con la investigación, el uso recto de las leyes, las causas de los trabajadores o de las mujeres y todos los que exigen justicia. De modo que mientras ella esté ahí (en el TSE) los electores podemos dormir tranquilos”, escribió Archondo en diciembre de 2019.

Represalia por enviar una carta a la OEA

Rosario Baptista pidió en noviembre de 2020 a la Organización de Estados Americanos (OEA) la realización de una auditoría a las elecciones generales del 18 de octubre, por la supuesta detección de servidores alternos en el cómputo de votos.

En su nota, pide una auditoría que “investigue la posible existencia de un bloque de data alterno, técnicamente reservado, con acceso privilegiado restringido y secreto, fuera del alcance de quienes hasta ahora verificaron la integridad de este padrón”.

El sábado 13 de noviembre, renunció a su cargo debido a un clima hostil y adverso que debe afrontar a raíz de sus denuncias y denunció la existencia de un sistema por el que el MAS, partido de Evo Morales, “nunca perderá una elección”.

Los Tiempos

Comparta con:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *