fbpx
Play Noticias

Analistas: Pedir federalismo es admitir el fracaso de las autonomías

El pedido de federalismo por parte algunas regiones del país es una muestra del fracaso del Estado Plurinacional, según políticos y analistas, quienes aseguran que el Gobierno no permitió profundizar en temas de descentralización y menos de autonomía y Pacto Fiscal, por la concentración de poder y el centralismo.

Pese a que las autonomías están constitucionalizadas desde 2009, los expertos lamentan que este proceso no se haya profundizado y que no se tenga establecido un tiempo para pasar de un sistema a otro.

Refieren que quienes hablan ahora de federalismo lo hacen por pura demagogia, porque estando en sus manos no lograron consolidar la descentralización ni las autonomías, que son la respuesta al centralismo del Estado controlador.

Nuevamente, Santa Cruz pone en escenario la necesidad que tiene el país de liberar a sus regiones del centralismo que ejerce el Gobierno y que se profundizó durante las gestiones gubernamentales del Movimiento Al Socialismo (MAS). Desde esta región se impulsó la descentralización y autonomía.

“En Bolivia se está planteando el federalismo extrañamente y paradójicamente en un país que ya tiene autonomías constitucionalizadas. Somos un país que, en teoría, ha desconcentrado el poder, ha asignado competencias, ha constitucionalizado toda la arquitectura jurídica que necesita el andamiaje autonómico. Lo que ha sucedido desde que se ha aprobado las autonomías en el país, éstas nunca han funcionado; han sido tuteladas desde un inicio”, sostiene el politólogo Franklin Pareja.

En tanto, José María Cabrera, exprocurador del Estado, refirió que en la época preconstituyente y la constituyente se analizó el tema del federalismo, pero que se optó por la vía autonómica, que se tenía en claro que el modelo a emular “era el Estado autonómico español”, era una adaptación a la realidad boliviana el buen resultado de la descentralización española.

“¿Cuál es la falla del Estado autonómico para que ahora estos dos líderes antagónicos estén queriendo enarbolar la bandera federal? No hay otra respuesta que la demagogia, no hay otra respuesta más que ante la carencia de contenidos de proposición para el país, sacar del pasado estos debates trasnochados, añejos, que han sido totalmente superados no solamente a nivel boliviano sino a nivel internacional. Nadie habla ya del debate de los siglos XIX y XX (…); ahora los Estados contemporáneos son los Estados descentralizados, ya sea regionalizados, ya sea autonómicos”, sostuvo.

Otros analistas explican que para implementar otra forma de Estado se tiene que socializar el tema, referir la necesidad que tiene el país para cambiar del Estado unitario a federal.

Posteriormente se tendrá que seguir la conformación de asambleas prefederales, aprobar una ley de convocatoria a Asamblea Constituyente y aprobar una nueva Constitución en un referéndum vinculante.

“El primer artículo constitucional señala que además de unitario, Bolivia es un Estado ‘libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías’, pero al ver la forma en la que el MAS maneja el país, es obvio que el régimen autonómico se quedó en los papeles”, sostienen.

“Hasta ahora, ha sido el Gobierno central el que ha tenido el control del desarrollo autonómico, impidiendo en buena parte los efectos de la descentralización, los demócratas proponemos un modelo competencial referenciado en los Gobiernos departamentales”, señaló el Movimiento Demócrata Social en 2017.

Borth: El Estado del MAS está en descomposición

El abogado constitucionalista Carlos Borth Irahola señaló que el Estado Plurinacional está llegando a un proceso de descomposición que requiere una respuesta para salir de la crisis en la que se encuentra el país.

“Evo Morales ha agotado esto (autonomía), porque simplemente las dejó en la Constitución y concentró el poder político y el desperdicio de los ingentes recursos que captó el país”, indicó en contacto con radio Panamericana.

Dijo que el exmandatario impidió la consolidación de las autonomías y tampoco permitió establecer un pacto fiscal, porque mostró un régimen político ultracentralista.

“Ahora hay que pensar el contenido de una forma de organizar el sistema político con lo que funciona el país. El paso importante, las autonomías territoriales, ha fracasado por designio del masismo de Evo Morales y su partido que han mostrado ser un régimen político ultracentralista que han hecho retroceder al país a la década de los 50 a la primera versión del Estado moderno boliviano, hay que cambiar esto a una forma que es el federalismo”, señaló.

Sin embargo, sostuvo que se deben cumplir dos condiciones: superar dos clivajes el territorial y el sociocultural.

“Dos grupos de conflictos que no terminan de ser resueltos, el conflicto territorial y los que se originan en la estructura sociocultural, plural y diversa del país”, aseguró.

Reforma a la Constitución

Hablar de federalismo y en general hablar de cualquier cambio en la estructura política nacional implica reformar la Constitución, que es la que determina las reglas del juego a nivel general, señala la politóloga Patricia Velasco.

“Para establecer un régimen federal, la Constitución tendrá que ser modificada drásticamente, por no decir que se tendrá que redactar una nueva”, sostiene.

La Constitución vigente se promulgó el año 2009 y a lo largo de su historia como nación independiente hemos tenido por lo menos 17 de ellas, por lo que este debate no sería el primero y quizás no el último.

Los Tiempos

Comparta con:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *